La prevención en salud comienza en el trabajo

Las empresas suman chequeos preventivos para la detección temprana de enfermedades. También lanzan iniciativas para combatir factores de riesgo, como el tabaquismo y el sedentarismo. Qué incluyen los programas y qué beneficios financieros tienen a futuro.

Los chequeos preventivos para todo el personal, que incluyen visitas a médicos especializados, psicólogo y asistente social, además de análisis de nutrición, sangre y orina, se están volviendo moneda corriente en cada vez más empresas. Con el doble objetivo de detectar enfermedades en forma temprana y combatir los factores de riesgo, tanto grandes empresas como pymes se embarcan en la nueva tendencia, como política de cuidado de sus empleados, pero con una visión financiera: el gasto en los chequeos, en el largo plazo, se rentabiliza con un mejor clima de trabajo y menor ausentismo.

El sistema de salud, mientras tanto, se aggiorna para presentar servicio a las empresas, a veces como complemento de los planes corporativos de prepagas o bien por decisión estratégica. En este segundo lugar se ubica, por ejemplo, el Instituto de Neurociencias Buenos Aires (Ineba), cuyo director Médico, Gustavo Petracca, explica a Management en qué consisten los pedidos de las compañías: “El chequeo periódico, que se aconseja realizar una vez por año, busca la detección y atención precoz de las enfermedades, lo que aumenta las chances de curación”.

“El chequeo que ofrecemos es multidisciplinario: mediante un circuito dinámico de tres horas, se analiza al empleado en clínica médica, cardiología, oftalmología y nutrición. Luego, se hacen los exámenes complementarios: radiología, ecografía, laboratorio, pero en forma criteriosa, en base a los antecedentes”, explica el médico, al destacar que el análisis es ‘tailor made’, es decir, en forma artesanal y teniendo en cuenta las particularidades de la persona.

En el segundo día de análisis, el médico informa el resultado de los estudios. “Es la devolución de la evaluación, a través de la cual se darán recomendaciones para prevenir enfermedades o problemas”, añade Petracca. La empresa, además, recibe un reporte general de todos sus empleados, a partir del cual puede tomar decisiones sanitarias de prevención. Además, de Ineba, existe en la Ciudad una decena de centros para hacer los chequeos.

Vereda corporativa

Santander Río fue una de las primeras empresas en instrumentar el chequeo preventivo, en este caso, en convenio con su pre-paga corporativa. “Trabamos con mucho énfasis en el tema desde 2007. Dimos forma al Equipo de Salud, multidisciplinario, conformado por un médico corporativo, una trabajadora social, una enfermera y un referente de nuestra prepaga para dar solución a los desafíos del área”, cuenta Fiorella Callegari, responsable del Equipo de Salud.

Las políticas en el banco se dividen entre la detención temprana de enfermedades, a partir de controles periódicos para “todos los empleados” y en la prevención ante factores de riesgo, como puede ser el tabaquismo, la diabetes y la obesidad, explica Callegari.

A partir de los indicadores de los chequeos, proponemos campañas de concientización o beneficios extra para revertir los riesgos y malos hábitos, por ejemplo, con descuentos para gimnasios.

También las pymes

La tendencia llega no sólo a grandes empleadores o multinacionales, sino también a pymes con foco en servicios e incluso industrias. Una de ellas es Plataforma 10, dedicada a la venta de pasajes online. Maximiliano Chechukievich, gerente de Canales Electrónicos de la firma explica a Management que sus planes de medicina preventiva “son una forma de saber el estado de salud de nuestro staff” ya que “el estrés producido por el ritmo laboral genera determinados síntomas que se pueden prevenir y evitar sabiendo el estado de salud general”.

En la empresa, el primer chequeo se realizó en 2012 y fue “bien recibido” por los empleados. Chechukievich destaca que, entre los consejos más aplicados se encuentran los relacionados con la nutrición: “Las dietas sugeridas en la consulta con la nutricionista son las que más se tratan de seguir”.

Por su parte, Rodrigo Funes de Rioja, socio Gerente del Estudio Funes de Rioja & Asociados, comenta que además de prevenir, los chequeos preventivos que aplican en el bufete para 35 personas, entre socios y asociados, sirven para “concientizar sobre la importancia de cuidar la salud y el impacto que tiene en nuestra vida personal y profesional”.

“Lo aplicamos hace cinco años y es valorado por todos, de hecho es una política que surge como consecuencia del consenso interno sobre su conveniencia”, explica el letrado, al aclarar que “cada uno recibe sus resultados en forma personal y confidencial”.

Respecto del beneficio para el estudio, Funes de Rioja destaca que “la detección temprana es fundamental y tiene un impacto concreto en la reducción de riesgos. Es un factor que contribuye indudablemente en el cuidado de nuestro capital humano generando un mejor clima y afectando positivamente la retención y ausentismo que es en nuestro caso mínima”.

Pedro Ylarri

Autor Pedro Ylarri

View all Posts

Periodista argentino especializado en economía, negocios y medios. Emprendedor digital. Con experiencia en la Agencia DyN, el diario Perfil y El Cronista Comercial (Argentina), Corresponsal de El Economista (España) y Euromonitor (Inglaterra).

Deja un comentario